- Berenguela - http://www.berenguela.com -

2016 , año santo extraordinario

puertasanta [1]

El  pasado  8  de  diciembre  el  Papa  Francisco  abrió  la  Puerta  Santa  de  la  basílica  de San  Pedro para inaugurar el Jubileo de la Misericordia. Un Año Santo extraordinario que concluirá el 20 de noviembre de 2016, Solemnidad de Cristo Rey, con el cierre de dicha puerta. El día 13 de noviembre, se cerró todas las Puertas Santas, incluida la de la Catedral de Santiago de Compostela.

Los  peregrinos  de  Santiago,  obtuvieron la  indulgencia  durante  este  jubileo  y  tuvieron no  esperar hasta el 2021, marcado en el calendario como próximo Año Santo Compostelano.

¿Qué significa Año Santo y por qué este año es Año Santo Extraordinario?

En la tradición católica, el Jubileo es un gran acontecimiento religioso. Es el año de la remisión de los pecados y de sus penas. Es una celebración que tiene lugar en distintas iglesias cristianas históricas y que conmemora un año sabático con significados particulares. Tiene  sus  orígenes  en  el  judaísmo,  mientras  que  en  el  cristianismo  encuentra  su  primera expresión al inicio del ministerio público de Jesús de Nazaret, con el anuncio del cumplimiento del año de gracia del Señor. Para los hebreos el jubileo era un año declarado santo, cada 50 años, durante el cual se debía restituir  la  igualdad  a  todos  los  hijos  de  Israel,  ofreciendo  nuevas  posibilidades  a  las  familias que  habían  perdido  sus  propiedades  e, incluso,  su  libertad  personal.  La  Iglesia Católica   tomó como influencia el jubileo hebreo y le dio un sentido más espiritual, vinculándolo con el perdón general, concediendo singulares gracias espirituales a los fieles. El primer año jubilar fue convocado en 1300 por el Papa Bonifacio VIII y se estableció que los siguientes  jubileos  se  conmemorarían  cada  25  años,  para  que  cada  generación  tuviese   oportunidad de vivirlo, al menos, una vez.

El  Jubileo  católico  puede  ser  ordinario  o  extraordinario.  La  celebración  del  Año  Santo Ordinario  acontece  en  un  intervalo  de  años  establecido,  mientras  que  el extraordinario  se proclama con motivo de la celebración de un hecho destacado.

La apertura de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro marca el inicio del Año Santo y sólo se  abre  con  este  motivo.  Esto  simboliza   la  apertura  de  un  camino  extraordinario  hacia  la salvación.

La  palabra  jubileo  se  inspira  en  el  término  hebreo  de  yobel,  que  alude  al  cuerno del  cordero que los judíos usaban como trompeta para llamar a una fiesta.  Jubileo también tiene una raíz latina, iubilum que representa un grito de alegría. Por ello, para la Iglesia la convocatoria a un Año Santo reviste las características de un Jubileo y es llamado Año Santo Jubilar.

El Año Santo Compostelano 

Tiene  su  origen  en  1122,  con  el  Papa  Calixto  II,  confirmado  posteriormente por  el  Papa Alejandro III en la Bula Regis Aeterni de 1179, confiriéndole perpetuidad. Se celebra cuando el 25 de Julio, día de la festividad del Santo Patrón de la ciudad, Santiago Apóstol, coincide en domingo, lo cual ocurre cuando el año comienza en viernes, si es año común, o en jueves, si es año bisiesto.  Por lo tanto, el ciclo de separación de los Años Santos Compostelanos es cada 6,5, 6 y 11 años. De modo que cada siglo se celebran catorce Años Santos Jacobeos. La cadencia 6, 5, 6, 11 de los años jacobeos durante los siglos XIX y XX tiene su explicación en el  ritmo  de  los  años  bisiestos  y  en  el  hecho  de  que  la  semana  tiene  7  días. Si  hay  alguna alteración en la secuencia de los años bisiestos, inevitablemente cambiará el ritmo de los Años Compostelanos.  Esto  sucedió  con  la  Reforma  Gregoriana  del  año  1582  y  se  repite,en consecuencia, también en los años centenarios que no sean múltiplos de 400.

Como el último Año Santo Compostelano fue en 2010, y teniendo en cuenta que 2011-2015 y 2019  son  bisiestos,  el  próximo  año  que  celebraremos  la  festividad  de  Santiago Apóstol  en domingo será el 2021.

La  peregrinación  hasta  cualquier  Puerta  Santa  es  un  signo  peculiar  en  un  Año Jubilar,  pues representa  el  camino  que  cada  persona  realiza  en  su  existencia,  y  cada  una  la  realiza  de acuerdo con las propias fuerzas.

Muchos  fieles  cristianos  anhelan  obtener  la  indulgencia  plena  luego  de  realizar  el Camino  de Santiago  y  este  año  podrán  hacerlo.  No  tendrán  que  esperar  al  2021, a menos  que  quieran hacerlo coincidiendo con la celebración del Año Santo Jacobeo.

En este caso queda esperar cinco (5) años más, cuando nuevamente se abrirá la Puerta Santa de la Catedral de Santiago para celebrar un Año Santo Compostelano.

Para   lucrar   la   indulgencia   plenaria   hace   falta   cumplir   algunas   condiciones y   realizar determinadas obras.

 

Información proporcionada por: HI-TEC

http://www.hi-tec.com

hitec-logo_jpg [2]

descarga-1 [3]