Esta opción restaura todos los widgets o categorías de esta página que hayan sido cerrados, a su versión original.

Restaurar
Menú de Navegación

Conservas de Cambados y Antonio Botana lanzan al mercado el primer centollo en lata

Conservas de Cambados, una pequeña industria conservera asentada en la localidad pontevedresa ha lanzado un novedoso producto al mercado: centollo en conserva. El crustáceo enlatado se presentó ayer en András (Vilanova) den la mano de su creador, Antonio Botana, chef del restaurante Pandemónium y de José Luis Alfonso, responsable de la conservera. La receta con la que saldrán al mercado no es sencilla. Se trata de salpicón de centollo con tomates secos y crema de alubias que a partir del mes de febrero, y estará disponible a partir de febrero en las tiendas delicatesen.

centollaConservas de Cambados ya saltó a las noticias por la iniciativa de enlatar obras literarias, aunque su apuesta por el centollo enlatado tiene más probabilidades de durar en el tiempo. Uno de los signos distintivos de la empresa es la búsqueda de nuevos platos que servir en lata. Contra los gigantes del sector en Galicia, como Jealsa, Conservas de Cambados apuesta por presentar platos de gourmet en lata y de buscar un sector de consumidores que prefieran la excelencia y los productos de calidad extraordinaria. El propio Alfonso advertía que para continuar en esta línea es necesaria la colaboración con cocineros de renombre y, sobre todo, un pequeño cambio de idea sobre lo que son las conservas y lo que pueden llegar a ser.

Botana, por su parte, es miembro del colectivo Grupo Nove que asocia a jóvenes cocineros gallegos que mantiene en común el gusto por los productos tradicionales y por las combinaciones y presentaciones novedosas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

1 comentario

  1. Buenas tardes, os voy a contar un pequeño truco que a mi personalmente me gusta mucho a la hora de tratar el centollo. Cuando estamos haciendo la mezcla de la carne del caparazón con sus corales añadir un chorrito de vino albariño o del propio agua de la cocción. Lo aprendí en Galicia y la verdad que se nota.

Escribe un comentario