Esta opción restaura todos los widgets o categorías de esta página que hayan sido cerrados, a su versión original.

Restaurar
Menú de Navegación

El Camino de Santiago y Briviesca: la Vía de Bayona

El último viernes de cada mes se celebran en Briviesca (Burgos) interesantes conferencias dentro del ciclo “Briviesca a través del tiempo”, y este pasado 30 de noviembre, el tema a tratar era la importancia del Camino de Santiago y en particular la Vía de Bayona que es la que pasa por Briviesca.

El encargado de dar la nueva conferencia de este ciclo, que se celebra con motivo de la conmemoración del séptimo centenario del Fuero de Briviesca de 1.313, ha sido Jesús Aguirre, licenciado en Filosofía y Letras con la especialidad de Geografía e Historia, por la Universidad de Valladolid y Presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Burgos.

Jesús comenzó la disertación, poniendo la Vía de Bayona en su tiempo, poco después de la noticia del descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago por el obispo de Iria, Teodomiro, allá por el año 830, comenzando las peregrinaciones para ver la tumba del apóstol.

En esta zona se aprovechaba la Vía Aquitana, que se utilizaba para transportar el oro de Las Médulas (León) en la época de los romanos. La Vía de Bayona se va consolidando como un camino comercial, hasta el declive de la prosperidad de Burgos, por el siglo XVI, quedando la Vía de Bayona del Camino de Santiago como Camino Real a Francia.

Durante esta jornada se constató el papel de la Vía de Bayona como ruta primigenia de peregrinación jacobea, con Briviesca como punto de referencia. Hasta la apertura y posterior consolidación del Camino Francés, una vez superado el problema de la dominación árabe en el norte peninsular, la identificación entre el camino medieval y la calzada romana resulta inevitable.

Briviesca ha sido paso obligado desde los primeros tiempos de la peregrinación a Compostela, teniendo una importancia mayor en ella antes de la consolidación del Camino Francés. El mismo emplazamiento de la ciudad, coincidente con el de la antigua mansión romana de Virovesca a la que se dirigía la Vía Aquitana, la Vía I del Itinerario de Antonino hace evidente que los primeros peregrinos jacobeos cruzaron la misma.

En cuanto al peso de Briviesca dentro del Camino, éste se mantuvo en vigor hasta que Sancho III el Mayor de Navarra asumió el control político de los territorios de los reinos cristianos del norte de la Península a principios del siglo XI. En ese momento potenció la vía que enlaza las ciudades bajo su dominio, desde Pamplona y Nájera a León y Astorga, pasando por Burgos.

Desde ese momento distintos monarcas y por diversas circunstancias e intereses, junto con la publicación del Codex Calixtinus a mediados del siglo XII, convirtió el Camino Francés en el camino de peregrinación por excelencia especialmente durante los siglos XII y XIII. Paralelamente la Vía de Bayona se fue articulando como una ruta comercial que surge de una ciudad, Burgos, que es centro comercial de una extensa zona geográfica, y en la que los peregrinos y viajeros aprovechan las infraestructuras viarias y asistenciales existentes.

Finalmente, el ramal de Bayona del Camino de Santiago queda casi exclusivamente convertido en el Camino Real a Francia, separado de la peregrinación y, paralelamente, cada vez más transitado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

Escribe un comentario