Esta opción restaura todos los widgets o categorías de esta página que hayan sido cerrados, a su versión original.

Restaurar
Menú de Navegación

“Galician caldo with wakame seaweed”, Jamie Oliver repasa la cocina del país

Jamie Oliver, al rescate de los jóvenes poco mañosos (foto fooducate.com)

Para los que intentamos superar la dictadura gastronómica de la pasta con tomate y atún durante nuestros años de estudiantes, Jamie Oliver fue un referente a seguir. El jóven chef británico se distinguía de sus colegas de delantal catódico en la sencillez de sus recetas. No es que José Andrés, Arguiñano u André Arzúa propusiesen o propongan platos demasiado complicados, ni mucho menos. Pero lo de Oliver ya era el colmo: el muy zorro sabía que, probablemente,  más mitad de su audiencia emergía los sábados por la mañana con la cabeza devastada y el pulso no muy firme. Y enseñaba en consecuencia.

Por éste motivo y por su costumbre de añadir ingredientes desde la huerta al puchero –así, al natural, que es bueno para que el organismo produzca anticuerpos o se instalen parásitos, lo que sea—Jamie Oliver fue adquiriendo gran popularidad. Hasta tuvo un reallity en el que enseñaba a trabajar en cocinas profesionales a chicos que habían tenido problemas de desestructuración.

Hoy la marca Jamie Oliver sigue creciendo: sitio web, televisión, charlas y una revista bimestral en la que Oliver tarzanea por las  cocinas del mundo y va adaptando y fusionando platos tradicionales con nuevos y atrevidos ingredientes. En el último número, le dedica un pequeño reportaje al caldo gallego y se hace eco de una emergente división en la industria alimentaria gallega: las algas. Las verduras del mar, y la gran despensa que posee el país en las rías están viviendo un momento de asentamiento, una vez que ya no son vistas como un producto exótico. Empresas como Porto Muiños ya ofrecen una amplia variedad de algas al natural o cocinadas y están experimentando una fase de expansión en sus instalaciones.

Caldo con algas wakame (foto David Loftus)

Y esto no se le escapa a Jamie Oliver que nos propone fusionar el tradicional caldo con las algas wakame. Extraño, pero no tanto. Los productos siguen siendo de la tierra –bueno, ustedes ya me entienden–  aunque la verdura sea diferente. El aspecto no cambia en absoluto y puede ser una buena alternativa para años como el presente, en el que el tiempo está haciendo mella en la producción de grelos, fundamentales para el caldo.

Y ya que esta semana se celebra la Festa do Caldo, les dejamos con la receta del caldo con algas wakame de Galicia, porque la innovación siempre está en uno mismo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

Escribe un comentario