Esta opción restaura todos los widgets o categorías de esta página que hayan sido cerrados, a su versión original.

Restaurar
Menú de Navegación

Los viajes en catamarán para conocer la Ribeira Sacra no podrán realizarse en temporada alta

Poco a poco y con discreción: así se están llevando a cabo los trabajos de secado del cauce de río Sil en las localidades de la Ribeira Sacra. Uno de los atractivos turísticos, el viaje en catamarán, tiene sus días contados durante una buena temporada, según informa el rotativo coruñés La Voz de Galicia. En su edición local, el periódico relata que las posibilidades de mantener una ruta en catamarán por el Sil aprovechando el antiguo embarcadero de Chanteiro están prácticamente descartadas por la institución responsable, la Diputación de Lugo. El cauce disminuirá 31 metros en quince días.

La continuidad o no de los viajes en barco dependerán del vaciado del embalse que se llevará a cabo para ampliar la presa de Santo Estevo. Hasta que no se baje el nivel del agua y se reconozca el fondo, no es posible saber si un catamarán puede navegar o se quedará encallado. El vaciado del embalse se iniciará el próximo 5 de abril y la cota mínima se alcanzará entre quince y veinte días después.

La situación está en suspenso desde que la comisión de Sober, organizada para defender los intereses del turismo en la zona después de conocer que los planes de Iberdrola de secar el rio, solicitase a María Xosé Vega, responsable del área de Turismo y vicepresidenta tercera de la Diputación, que se evaluasen otras posibilidades y que expertos independientes valorasen las posibles salidas para el sector. El principal problema de Chanteiro es que su embarcadero no cuenta con el espacio suficiente para acoger a un catamarán, ni sus accesos por carretera son correctos.

Al margen de los problemas para acceder al pantalán tras la bajada de nivel del embalse, que finalmente será de 31 metros en vez de treinta, los accesos al embarcadero de Chanteiro son imposibles incluso para un microbús. Por este motivo, todo apunta a que solo se utilizará como base de los paseos en pequeñas barcas que se organizarán mientras los catamaranes del Sil permanezcan en el dique seco.

El embarcadero de Chanteiro será provisional debido a las dificultades para homologar unas instalaciones compatibles con el vaciado del embalse y el nivel habitual del caudal del Sil. Según Iberdrola, el caudal se irá recuperando gradualmente a partir del próximo mes de octubre.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

Escribe un comentario