Esta opción restaura todos los widgets o categorías de esta página que hayan sido cerrados, a su versión original.

Restaurar

Moraña (Pontevedra) se prepara para la Festa do Porquiño á Brasa el domingo 29 de agosto

Esta fiesta se caracteriza por el asado de cerdo al estilo tradicional, con leña de roble y salsa, acompañado de sabrosas empanadas, vino tinto de Barrantes, café, aguardiente y bica. Este plato se podrá degustar en la hermosa Carballeira dos Miragres, en Amil (Moraña, Pontevedra).

La comida hay que reservarla y consiste en un lote para unas 20 personas. Es una fiesta con una gran variedad de actividades lúdico-deportivas. Durante la jornada se puede visitar además una muestra sobre la historia de la fiesta que incluye una exposición fotográfica.

La fiesta se celebró por primera vez en 1990 con la intención de dar un aire nuevo a la ya tradicional Festa do arrieiro (1976), que estaba dedicada a los arrieiros, profesión de gran tradición en la zona. Los arrieiros eran personas que se dedicaban a ir a Ourense, a la zona do Ribeiro, a buscar el vino. Y debido  a que la fiesta se estaba convirtiendo en una simple verbena nocturna, varios vecinos decidieron revivir el evento con la exaltación de un producto típico de la economía rural galega. El animal escogido fue el cerdo, entre 12-14 Kg para cocinarlo  a la brasa. Se necesitan ocho horas de asado lento para que el cerdo a la brasa esté bien preparado.

Para visitar

Moraña ofrece a todos los visitantes la posibilidad de alojarse en sus casas de turismo rural y una serie de bares e restaurantes distribuidos por el ayuntamiento para disfrutar de los buenos productos de la zona. Altas montañas, legendarias carballeiras esparcidas por todo el municipio, molinos y miradores componen la oferta paisajística de esta localidad que permiten gozar de un día tranquilo y apacible al aire libre.

Moraña está en posesión de unas ricas y antigas raíces, y una de sus manifestaciones es toda una serie de construcciones salpicadas por todo el municipio a lo largo de miles de años utilizando la piedra como principal materia prima. Con la romanización también llegó la cristianización de estas tierras y de los pueblos que los habitaban, y fruto de eso fue la proliferación de templos, capillas y ermitas, construcciones civiles, como pazos y caseríos, testigos de la residencia de familias nobles que tenían grandes propiedades en la zona.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

Escribe un comentario