Esta opción restaura todos los widgets o categorías de esta página que hayan sido cerrados, a su versión original.

Restaurar
Menú de Navegación

Ryan Air desplaza a Oporto su enlace con Roma

Después de que en las últimas semanas se diesen a conocer la ruptura de unas negociaciones que apenas empezaron para el mantenimiento de rutas en Galicia, ahora el aeropuerto de Sá Carneiro de Oporto se convertirá en la referencia aeropuerto del noroeste ibérico. La terminal lusa acapara 35 destinos, a los que se suma el de Roma, que hasta ahora permanecía en Santiago.

El año 2011 se avecina aciago para las terminales de Galicia. Mientras el debate político ya ha descendido al mero cruce de acusaciones: la oposición conservadora de Santiago acusa al ejecutivo local de “racanería” mientras que el gobierno autonómico se refería ayer a las conversaciones con la aerolínea reclamando el “respeto de las empresas hacia la Xunta de Galicia”.

La falta de voluntad negociadora fue el detonante de la rupura, según Ryanair. La compañía irlandesa acercó una propuesta elevada en la primera ronda de contactos, pero su oferta no encontró interlocutor. Y ahí murió. El silencio administrativo se justificó con que el Comité de Rutas, nuevo organismo encargado de unificar la política aeroportuaria gallega, aún se encontraba estudiando el plan para el año que viene. Como dice el refrán “pasó el día, pasó la romería” y Ryanair ofreció la ruta romana a Oporto, que ya va a absorber un nuevo destino más, demostrando que las previsiones que realizan cuentan a Galicia como un nicho de clientes.

Como indica el periódico compostelano El Correo Gallego, a postura negociadora de la Xunta y la de Ryanair no son equiparables. Para Galicia supone 150.000 pasajeros internacionales al año, casi la mitad del total. Para Ryanair las rutas gallegas son tres de un total de 940, y los 150.000 pasajeros forman parte de un conjunto global de 66 millones al año. Oporto, para ellos, puede ser un aeropuerto gallego.

La postura económica de la compañía low cost se basa en recibir dinero público y jugar con la tesorería, ya que, económicamente, un vuelo a un euro no es rentable ni aunque esté lleno en todas sus frecuencias. Las subvenciones y las medidas para fomentar el turismo son su baza: si una ciudad se acostumbra a sus servicios, perderlos significa para los cargos políticos un descrédito importante ante sus votantes, que podría pasar facturas en las elecciones. Ryanair lo sabe y exprime esta posibilidad.

En Galicia, además, se unen dos factores: potencial turístico evidente y localismo exacerbado. Tres terminales de tres ciudades que se miran con recelo y que convierten cada escaramuza en una oportunidad para prolongar una comedia política que da frutos, aunque no sean los deseados por la ciudadanía, que ve cómo pierden servicios y renombre.

El caso Air Berlín
Si la política de subvenciones mantiene a flote a la compañía de O’Leary, encontramos un caso casi opuesto en Air Berlín: Pablo Caspers, subdirector para España y Portugal de Air Berlín, aclaró que la compañía germana no tiene previsto instalarse en el aeropuerto de Castellón. Según Caspers, un aeropuerto no hace un destino turístico, e invita a las autoridades valencianas a implicarse en la construcción de un destino turístico.

El aeropuerto, pendiente de apertura, se construyó por empeño del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

2 comentarios

  1. xose

    Pero, ¿Ryanair incluyen los peajes nuevos en el precio del billete? Yo no lo creo

  2. Paco

    La pregunta es : ¿ Qué prefieres por ir a Roma ? Opción a )Pagarle a Iberia 400 € por ir via Madrid o  Opción B ) Ir desde Oporto pagando 70 € de peaje + 150 del billete de Ryanair .

Escribe un comentario