Esta opción restaura todos los widgets o categorías de esta página que hayan sido cerrados, a su versión original.

Restaurar
Menú de Navegación

Una exposición peregrina muestra en París la labor del arzobispo Xelmírez como promotor de la ruta jacobea e impulsor de la construcción de la Catedral

Los pasillos del Museo de los Monumentos Franceses albergan la muestra (foto sobrefrancia.com)

La exposición itinerante ‘Compostela e Europa. A Historia de Diego Xelmírez ‘, se presentó ayer en París. La muestra comienza en la ciudad de la Luz, que dio forma al Medievo y que actuó como faro que envió señales al perdido occidente ibérico y cristiano, capital Compostela.

La disección del personaje y la personalidad del obispo Xelmírez (1070?-1140) que trajo la grandeza mitral a la naciente Galicia se presenta en Francia como una acción del la Sociedade de Xestión do Xacobeo para promocionar el año jubilar más allá de los Pirineos.

“Compostela e Europa. A Historia de Diego Xelmírez”  quiere dejar claro a los visitantes que la cultura europea se construyó a través de las vías de comunicación abiertas en todo el continente y que una de ellas –quizás una la más arriesgadas ya que era la que se adentraba donde la cristiandad bordeaba la frontera con el invasor morisco– ayudó de forma determinante a la (re)construcción europea a través de un líder tan fuerte como el diocesano Xelmírez.

La exposición representa un peregrinaje por los viajes que Gelmírez realizó para conectar con los grandes centros eclesiásticos europeos cuando se cumplen doscientos años del nacimiento de Diego Xelmírez. De aquellas travesías nacieron el germen de la ciudad de Compostela y el Camino, el románico como estilo constructivo y figurativo y la transformación del edificio que rodeaba al túmulo del Apóstol en una catedral, palacio y fortaleza medieval que dominaría la ciudad.

Organizada por la Consellería de Cultura e Turismo de la Xunta de Galicia –a través de la S.A. de Xestión do Xacobeo–, ‘Compostela e Europa. A Historia de Diego Xelmírez’  se encuentra en el Museo de los Monumentos Franceses y está comisariada por Manuel Castiñeiras, especialista en arte e iconografía medieval.  Permanecerá en París durante dos meses para proseguir su rumbo hacia la Ciudad del Vaticano, donde estará abierta al público desde junio a agosto, cuando emprenderá el viaje de regreso a Compostela.

La exposición se divide en nueve secciones en las que se repasan todos los lugares que el arzobispo visitó para tomar como referencia los modelos artísticos de otras grandes edificaciones religiosas y que empleó a posteriori para “levantar” Santiago.

Para Castiñeiras la exposición representa “una pequeña joya” y supone un “privilegio” el hecho de que ocupe un lugar entre los monumentos franceses, elementos artísticos que el arzobispo utilizó como modelos arquitectónicos para crear la Catedral de Santiago. En concreto, el proyecto representa dos de los viajes que Diego Gelmírez realizó a Roma entre 1100 y 1105 a través de la ruta francesa, una experiencia de la que nació la construcción del gran monumento compostelano.

La exposición muestra una serie de calcos de los monumentos y formas artísticas que influyeron en las ideas de Xelmírez, así como maquetas, que se completan con un video que explica la razón de sus viajes a partir del origen del hallazgo de la tumba del Apóstol. El objetivo del eclesiástico fue en todo momento situar Santiago “a la altura de las primeras sedes religiosas.

Una serie de innovadores paneles informativos explican las rutas seguidas por Gelmírez y una pantalla web guía al público por todas las secciones de la exposición. Además, el espacio explica lo que es Compostela a través de una columna del siglo XII o un pilar restaurado del Xacobeo que representa una copia del altar de San Pedro del Vaticano.

La exposición muestra además la visita de Gelmírez al sur de la entonces agonizante Gallaecia. Con la división administrativa romana (el conventum)  languideciendo, Braga aún tenía categoría metropolitana, algo que cambió tras la “visita” de Xelmírez.

El todavía obispo asumió el papel de condotiero y sus tropas asediaron y tomaron la capital del convento bracarense. El objetivo simbólico: apropiarse de las reliquias de santos que se guardaban en Braga. El militar y económico: hacerse ver como  nueva fuerza presente en el reino y recoger activos económicos para fortalecer el nuevo poder.  Y es que en el siglo XII “quien tenía reliquias, tenía visitantes”, explicó Cartiñeiras.

Un poder que contaba con la sanción vaticana y con el apoyo de Francia.

La parte final de la exposición remarca el objetivo final de los viajes del arzobispo, el de construir una gran Catedral y convertirla en una iglesia de peregrinación. En este punto, la muestra se completa con dos reconstrucciones virtuales que muestran por primera vez como podría ser la puerta norte de la edificación compostelana hasta el siglo XVIII, así como el Altar Mayor hasta el siglo XVII.
Esta última parte presenta un reflexión sobre la figura de Gelmírez, considerado por algunos como “el gran mecenas que situó Santiago a la altura de Europa”, y por otros como el político que perdió la oportunidad de convertir Galicia en un Estado junto a Portugal.

Inauguración
En el acto de inauguración de la muestra, celebrado esta tarde el París, la secretaria xeral de Turismo, Carmen Pardo, situó la exposición como “el mejor homenaje a la persona que lo hizo todo para dejar huella en nuestra historia, la historia de Europa.

El gerente de la S.A Xacobeo, Ignacio Santos destacó el trabajo del arzobispo Gelmírez “como promotor de la ruta Xacobea e impulsor de la construcción de la Catedral, a las que promociono “como nunca antes nadie había hecho”, sentenció. Según Santos, Gelmírez fue quien imprimió la condición de “universal” a Santiago de Compostela.

En el acto de inauguración, al que asistieron unos 200 invitados, intervinieron además el presidente de la Ciudad de la Arquitectura y el Patrimonio, François de Maziéres y la directora del Museo de los Monumentos Franceses, Laurence de Finance, quien destacó el valor histórico, arquitectónico y didáctico de la muestra.

Actividades paralelas

Como iniciativa paralela, la S.A. de Xestión do Plan Xacobeo co-editó junto con una editorial italiana la publicación ‘Compostela e Europa.A historia de Diego Xelmírez, un monográfico que destaca a través de las rutas de peregrinación románicas la relevancia de la figura de Gelmírez en la construcción de la Europa Románica. La obra versa sobre el papel del arzobispo como promotor de las artes, en relación con la conformación de Santiago, su Catedral y su Camino.

Por otra parte, la Consellería de Cultura e Turismo y Citeina de l’Arquitectura et du Patrimoine organizar las jornadas científicas ‘La Francia de Diego Gelmírez (1060-1200). Arte y arquitectura en los siglos XI y XII’, que se desarrollará en París los días 1 y 2 de abril.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

Escribe un comentario